¿Qué lecciones nos dejan los incendios en la Amazonía y Suramérica como comunicadores y periodistas?

Actualizado: 21 de nov de 2019

Por: Gabriela Merizalde y Ana Espinoza

Incendios en la Amazonía y Sudamérica desde el espacio. Foto: NASA Earth Observatory

Cuando se reveló la magnitud de la crisis, no podía dejar de llorar. Fue un sentimiento abrumador ver desde animales siendo calcinados por las llamas, hasta personas perdiéndolo todo: su selva, su hogar y sus medios de vida. El incendio llevaba dieciséis días activo, pero fue cuando ciudades enteras amanecieron con un cielo oscurecido por el humo y la NASA reveló una gran tragedia desde el espacio, que el mundo regresó a ver a la Amazonía y se dio cuenta que este no era solo un incendio más de la temporada seca. Pero era hora de poner manos a la obra en las redes sociales y los medios.


Estas son las lecciones que, como comunicadores ambientales, esta devastadora crisis nos dejó después de trabajar en la difusión y la promoción de iniciativas para enfrentar esta crisis global.


1. Para la audiencia, la crisis no es tan grave a menos que expliques cómo los afecta


Nadie entenderá la magnitud real de una crisis ambiental por sí sola. Durante los incendios, no bastó con decir que la Amazonía se estaba quemando, y aunque esta premisa causó conmoción y una diversidad de reacciones, fue necesario dar las razones adecuadas para dimensionar la situación frente al público.


"La crisis está lejos de mí, ¿por qué debería preocuparme?". Para vencer esta percepción, la ciencia debía venir al rescate. Ver amenazada una selva es una cosa, pero ver amenazado a la región donde se concentra el 20% del agua dulce del planeta fue otra más alarmante. Con datos como este, el problema se volvió más cercano para millones de personas, incluso en otros países, que conocieron las consecuencias reales sobre su bienestar.



La Amazonía, el Pantanal, la Chiquitanía, el Chaco y el Cerrado fueron los ecosistemas afectados por la crisis de incendios forestales en Sudamérica.

2. No siempre lo que más "brilla" en los medios es lo único que importa


Si bien la Amazonía estuvo en el centro de la catástrofe, no estaba sola. El Pantanal, la Chiquitanía, el Chaco y el Cerrado son algunos de los ecosistemas a los que también alcanzó el fuego, pero de los que poco se habló, salvo a un nivel local. Y cada ecosistema sufrió consecuencias diferentes. Por ejemplo, los bosques más secos como la Chiquitanía o el Chaco paraguayo estuvieron entre los más afectados.


Una crisis de esta magnitud muchas veces supera fronteras. Como comunicadores, debemos analizarla en su totalidad.


3. Las fuentes expertas son fundamentales, y contrastarlas lo es aún más


La Amazonía fue posicionada erróneamente por los medios como el pulmón del planeta. Si bien produce entre el 16% y el 20% del oxígeno del planeta, la mayoría de este es reabsorbido por el mismo bioma, por lo que su contribución neta al resto del planeta es casi cero.


Sin embargo, esto no le resta importancia a la Amazonía. Solo debemos valorarla por lo que es en realidad. Para empezar, la región es un regulador climático para toda Sudamérica y un almacén de cantidades monumentales de carbono que al ser liberadas a la atmósfera por los incendios, agravan la crisis climática. Además, es el hogar de entre el 10% de las especies del mundo, y de millones de personas.


Las pérdidas humanas y económicas durante los incendios van más allá de un recuento, es esencial visibilizar el lado humano del problema.

4. Cuando comunicamos sobre temas ambientales, siempre debemos hablar del lado humano


Los incendios forestales dejaron a su paso comunidades que lo perdieron todo, animales quemados y varios fallecidos. Entre las víctimas mortales estuvieron una pareja cercada por las llamas, varias personas que combatieron el fuego y habitantes de pueblos indígenas. Las pérdidas humanas y económicas van más allá de un recuento, por eso, es esencial visibilizar el lado humano del problema.


Se estima que los incendios en la Amazonía pusieron en riesgo a un millón de indígenas, e inclusive podría haber causado la desaparición del pueblo no contactado Awá de Brasil. Estas comunidades a menudo tienen un papel protagónico en la conservación de sus territorios. Visibilizar las amenazas que enfrentan en los medios, las redes y otros canales, ayuda a generar conciencia y acciones de apoyo para su lucha. Es así que la comunicación puede ayudar a conseguir mayor bienestar social y proteger la riqueza cultural irremplazable de algunos de los mejores aliados de la naturaleza.


5. Actualizarse constantemente es la clave para proveer información de calidad


Seguir de cerca una crisis de magnitud mundial como los incendios forestales en Sudamérica es una tarea diaria. Solo así podemos garantizar a nuestra audiencia que los estamos manteniendo al día con lo más reciente de la información. En un evento tan dinámico y con tantos protagonistas como los incendios, cualquier novedad que surgía durante la crisis se volvía noticia vieja en cuestión de horas. Por eso, como comunicadores, debemos estar más al día que en cualquier otra profesión.


Seguir un tema rutinariamente puede sonar a una tarea ardua, pero es posible con las herramientas adecuadas. Como Fibios Comunicación Ambiental, aprovechamos el potencial de Google Alerts, una herramienta gratuita para monitorear palabras clave.


6. Una crisis de larga duración es olvidada con facilidad, a menos que…


Para el público, los incendios forestales se volvieron una crisis global a través de la coyuntura. La gente escuchaba los sucesos alarmada, querían ayudar y se contactaron con las organizaciones ambientales y gobiernos, movilizando acciones como donaciones de una forma masiva. Pero la coyuntura se evaporó con el tiempo. Aunque la pesadilla continuaba después de varias semanas, las redes la olvidaron con el paso de los días.


Esto nos enseña que cuando se trata de crisis ambientales de larga duración, no podemos dejar de hablar y dar seguimiento a los sucesos. Las instituciones gubernamentales y las organizaciones a menudo necesitan el apoyo del público general para continuar la lucha frente a la crisis. Por eso, el papel del comunicador es crucial cuando se trata de mantener eventos tan importantes para la naturaleza en la agenda pública global. Esto incluso asegura que se ejerza presión sobre los líderes mundiales y tomadores de decisión.



© 2018 FIBIOS Comunicación Ambiental CIA LTDA

Contacto: aespinoza@fibios.org / WhatsApp: (+593) 098 444 9089

Quito - Ecuador

© 2018 FIBIOS Comunicación Ambiental CIA LTDA

Contacto: aespinoza@fibios.org / WhatsApp: (+593) 098 444 9089

Quito - Ecuador